The current Bet365 opening offer for new customers is market-leading Open Account Offer Bet365 Make a deposit of £10-£200 and then enter the 10-digit bonus code You can get a free bet right now when you open an account.

Blog C1Mastering

Bienvenid@ al Blog Oficial de C1Mastering, desde hoy podrá encontrar aquí entradas relacionadas con la Masterización de audio, tips y conceptos que pueden serle de utilidad.

Ebu R128 & El comienzo del fin para la "Loudness War"

Publicado por en en Blog C1Mastering
  • Visitas: 4034

Aunque suene irónico, los ingenieros de Mastering deben agradecer su existencia a los comienzos de la guerra de niveles por allá en los años 60. La necesidad de darle un último toque a las mezclas y buscar que se lograra el mayor volumen posible fueron las razones para el nacimiento del ingeniero de Mastering. Todo esto dio como resultado que aquellos productos musicales (vinilos Long Play y sencillos de 45 rpm) se vendieran más y tuvieran mayor acogida debido a que sonaban más fuerte.

Estos primeros comienzos de la guerra de niveles no tuvieron para nada consecuencias drásticas en cuanto al sonido final de los productos.  El vinilo, que era el formato estándar en aquella época, no permitía niveles exagerados de compresión y limitación, ya que cualquier exceso de nivel en el proceso de Mastering y cortado (vinyl cut) resultaba en el daño físico del Máster.

La situación cambió cuando apareció el audio digital y el CD como reemplazo del vinilo. Todo este cambio se llevó a cabo en la década de los 80's y 90's. La codificación digital en PCM (Pulse Code Modulation), permite tener entre 4 y 6 dbs más de rango dinámico. En principio esto es bueno y cuando se empezaron a editar CD's de productos musicales ya comercializados en vinilo, los ingenieros se dieron cuenta que podían ganar entre 4 y 6 dbs con el nuevo formato. Esto por medio de un proceso de normalización digital.

Hasta aquí todo andaba muy bien, los problemas y la fuerte guerra de niveles estaba por comenzar. En los años 90's, por lo menos la Masterización de la mayoría de álbumes se hacía en plataformas digitales. El uso de compresores y limitadores para reducir o recortar picos se convierten en las nuevas técnicas de Masterización para poder aumentar el valor promedio de los masters. Recordemos que el ser humano responde a valores promedio, no a valores pico, y por esto entre más alto sea el nivel promedio, más fuerte se percibirá. Desde ese momento el medidor que se utilizó para medir el promedio era el RMS, sin embargo el RMS saca un promedio de voltaje que no es del todo preciso si queremos medir qué tan fuerte está el máster final (loudness).

La guerra de niveles empieza a cobrar sus primeras víctimas a finales de los años 90 con álbumes como el "Spaguetti Incident" de Guns'n Roses y "Californication" de Red Hot Chili Peppers. Estos muestran un claro exceso de compresión y limitación por generar más "loudness" y trae como consecuencia distorsión digital y cierta fatiga después de un rato de estar escuchando.

El nuevo milenio llega con una clara competencia por generar más volumen, y los estudios de Mastering se equipan cada vez más con compresores y limitadores que son usados para recortar al máximo el rango dinámico y así incrementar el volumen del máster final sacrificando por completo la dinámica y profundidad de las mezclas.

Han habido muchos intentos y campañas por combatir esta guerra de niveles como el "Turn it up" que consistía en etiquetar los álbumes con un logo y promover que el consumidor final fuese quien ajustase la perilla de volumen al gusto. De hecho la mayoría de gente que no conoce la razón de esta guerra de niveles se queja de las grandes diferencias de volumen de un tema a otro, de un canal a otro, o incluso, de un programa o película a otro/a si hablamos de broadcasting. El gran problema acá también es lo que se llama "Peak Normalization". Sin importar la dinámica (sea una película, un comercial o el último CD de Metallica) todos los picos se ajustan a 0.0 dbfs, dejando así sus valores promedio totalmente desnivelados. Esta es la razón por la cual hay que estar ajustando todo el tiempo la perilla de volumen en los controles remotos de los decodificadores de TV o Home Theaters.

Recapitulando encontramos ya dos grandes problemas:

  1. El exceso de compresión y limitación en música pop/rock/comercial y broadcasting.
  2. Diferencias en niveles promedio o Loudness en broadcasting y radio.

Soluciones

A partir de 2006 existe la norma ITU-R BS.1770-3, donde por medio de un algoritmo se logra implementar un medidor que responde de manera similar al oído humano en cuanto a "loudness" se refiere y se determina una nueva escala llamada la LUFS (loudness unit full scale) como el nuevo medidor. Este medidor no es del todo perfecto y nunca lo será por lo complejo del oído humano en cuanto a su respuesta se refiere. (Ver. curvas Fletcher & Munson).

En 2011 aparece el EBU R128 con todos sus medidores y se establece que el nivel promedio standard para loudness en broadcasting debe ser -23 LUFS y de esta manera se empieza a regular un "Loudness Normalization" donde todo se debe regir por nivel promedio y no por nivel pico. Aun falta establecer un nivel standard especial para Música pero el principio del fin de la guerra de niveles ya empezó. La mayoría de canales digitales de difusión musical como iTunes Radio y YouTube están implementando un "Loudness Normalization" donde todo lo que se emite suena al mismo nivel sin importar el volumen al que se masterizó. El programa iTunes tiene la opción de "Soundcheck" en sus preferencias con la cual cada usuario puede nivelar toda su biblioteca musical, si así lo desea. Se espera que con el tiempo el Soundcheck no sea una opción y que venga establecido por defecto.

De hecho los masters que suenen más apretados y comprimidos, al estar normalizados por loudness con aquellos que tienen buena dinámica, perderán su atractivo y por el contrario sonaran de peor calidad. Se abrirá la puerta para una competencia real por sonar bien, no por sonar fuerte.

Última modificación en

Director e Ingeniero Jefe de Mastering, responsable de todo el proceso de Mastering para C1M. Más Información.

Contacto

Dirección

Cra 7 Bis # 123 - 52 Of. 303

Bogotá, Colombia

 

Teléfono

57 1 637 1105

Móvil

+57 321 200 2925

e-Mail

info@c1mastering.com

 

Oficina Principal

  • Bogotá

    Bogotá

    Colombia

Oficina Estados Unidos

  • Demo

    Los Ángeles

    California. Tel: +1 323 875 2140

Mapa

Grammy Latino